Crónica Duatlón L’Ametlla de Mar

Ya estamos aquí de nuevo. Hoy vamos con la crónica del duatlón improvisado de L’Ametlla de Mar del pasado día 7 de mayo.

En esta ocasión sólo competíamos David y yo representando al Usk Team.

IMG_2288

Quedé con él a las 12 en L’Ametlla, para recoger dorsales y preparar el box sin ningún tipo de prisa.

Como siempre, salí tarde y llegué con un rato de retraso al sitio. No había mucho sitio para aparcar y eso complicó un poco el llegar a tiempo.

Faltaban más de dos horas para que se diera la salida y el tiempo parecía no querer darnos una tregua. Soplaba viento, el mar estaba bastante revuelto y encima caía una fina lluvia que molestaba y empapaba el asfalto.

Las cosas no pintaban bien y se empezó a escampar el rumor de que el teórico Triatlón pasaría a ser Duatlón.

A las 14h habíamos planeado dejar el box listo y ponernos el neopreno con tranquilidad posteriormente. El hecho es que a esa hora nadie sabía nada, y no había nadie colocando sus cosas en el box. Si ya de normal hay nervios para que no ocurra nada imprevisto en cuanto a material, preparación, etc, ese día las circunstancias no iban a acompañar mucho. El tiempo pasaba y algunos participantes decidieron dejar lo necesario para el sector de bicicleta en el box, y nosotros hicimos lo mismo. Dejamos la bicicleta, el casco y las zapatillas listas, y salimos para intentar encontrar algo de información sobre lo que íbamos a hacer.

Nos fuimos con algo de miedo, ya que la organización no controlaba demasiado quien entraba y quien no en el box, el check-in era muy pobre y cualquier persona podía acceder al box.

De repente el mal tiempo paró. El viento dejó de soplar y la lluvia dio una tregua. El mar se calmó y todo auguraba que el triatlón se iba a disputar. Como no podía ser de otra manera, el único punto de información (recogida de dorsales), estaba a más de 300m del box, así que nos dirigimos hacia allí para confirmar lo que íbamos a hacer.

Cuando llegamos, podíamos ver la embarcación que estaba poniendo las boyas, con lo que creíamos que todo iba a ser normal, pero de repente escuchamos algo sobre las medusas, y es que por lo visto la marea las había traído hasta la costa, y era imposible nadar con tanto bicho suelto.

Pocos minutos antes de las 15h (hora de inicio) la organización nos confirmó que se pasaría a la modalidad duatlón y que en breve nos harían un briefing sobre cómo iba a transcurrir la carrera.

Fuimos a terminar de preparar el box y a las 15h nos hicieron el briefing. La prueba consistiría en 7km + 40km + 3km, y empezaba en apenas 15 minutos.

David y yo fuimos a calentar un poco, aunque no fue suficiente para lo que nos tocaría correr.

IMG_2106

Nos dirigimos a la salida y sin darnos cuenta, salimos los últimos, tocaba remontar posiciones y David me llevó con la lengua fuera durante esos 7 km.

El ritmo era endiablado, todo el mundo iba realmente rápido, poco a poco fuimos dejando atrás a algunos participantes, pero a cada km que pasaba era más consciente de que ese ritmo me iba a penalizar después. Lo pasé realmente mal y tenía ganas de sentarme en la bicicleta y poder rebajar pulsaciones. Llegamos al box, después de 6,9km a 4:28 de media y rápidamente salimos en con la bicicleta para intentar coger un buen grupo que nos llevara.

IMG_2123IMG_2124IMG_2142

Salimos muy rápidos también y en los primeros km tuve que quedarme atrás para poder recobrar un poco el aliento. David tiraba más que yo y era lógico no lastrarle y dejarle hacer su carrera. El problema llegó a partir de entonces. Eramos sólo 150 participantes, lo que significa que había muy pocos grupos para rodar bien en bici. Otro problema que tuve fueron los gemelos, y es que me llevé calambres en ambos hasta casi el km 20.

Estaba terminando la primera vuelta sólo y con las piernas tiesas cuando de repente me pasan dos triatletas que iban bastante más fuertes que yo y entendí que o me lo jugaba todo y me unía a ellos o los km se me harían muy largos.

Hice un pequeño esfuerzo para llegar a su rueda y una vez allí aguanté los siguientes 10km, lo que me vino genial para recuperar un poco el aliento y las piernas. Cuando llegué al giro de la segunda vuelta sólo quedábamos dos, y a partir de entonces empecé a tirar yo. El otro participante se quedó atrás y entonces me sentí algo mejor, le pude dar algo más de fuerza a los pedales y parecía que todo respondía bastante bien.

IMG_2193IMG_2198IMG_2235IMG_2232

Cuando quise darme cuenta ya estaba en la transición de nuevo, dejando la bicicleta, apurando hasta la línea para recuperar el mayor tiempo posible, y salí lo más rápido que pude a correr. Esta vez ya conocía el circuito, al que sólo tenía que darle una vuelta.IMG_2250

El ritmo no fue tan rápido como en el primer sector, pero fue suficiente. Cubrí los 3,4km que faltaban a 4:40 min/km y con eso pude parar mi cronómetro en 2h09’51”.

IMG_2270IMG_2283

Terminé con una sensación de fastidio considerable.

La carrera no había salido como me habría gustado. El ritmo del principio causó que lo pasara mal corriendo, que lo pagara en la bicicleta, y que las sensaciones no fueran del todo buenas. Sin embargo me fui de allí contento, por como había sabido sufrir, y por como había respondido el cuerpo a todo ese sufrimiento. Terminé de la bicicleta realmente cansado, y fui capaz de correr 3,4km a 4:40, así que me quedo con los números.

Quisiera dar también la enhorabuena a David por su gran carrera. Aunque no pudimos meternos en el agua, seguro que lo disfrutó igual. La revancha llegará en Cambrils donde espero que se disputen todos los segmentos y donde espero poder dar más guerra.

Captura de pantalla 2016-05-18 a las 17.09.30

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *