Challenge Costa Daurada 2015: 18 días

18 días, 432 horas o 25920 minutos. ¿Qué más da? Lo que
cuenta es que el día se acerca y la preparación está cada vez más madura. Hoy
he salido a correr 35 minutos a ritmo lento y como ya me habían dicho, no hay
ejercicio mejor que visualizarse a uno mismo el día de la prueba, sufriendo,
con dolores, pero cruzando la meta. Feliz. Aun llevando más de dos décadas
aguantándome a mi mismo no sabría decir cómo reaccionaré en el momento que la
línea de meta pase bajo mis pies (si es que eso llega a ocurrir). Así que lo
único que puedo hacer por ahora es entrenar y sólo imaginar.
Al final, pero, ya sean 35 minutos suaves, o 21 km de
supervivencia lo que importa es mantener la cabeza fresca. Hay quien se repasa
las tablas de multiplicar de arriba abajo y del derecho al revés, o quien
dedica cada uno de los km que le esperan a alguien especial. De momento ando
corto de ideas en ese aspecto, así que si en estos días que faltan no se me
pasa nada por la cabeza, simplemente improvisaré.
Mañana tengo descanso y ya sólo me falta 1 hora de bici por
entrenar antes de la carrera del sábado. Desde el 1 de marzo que no estoy en la
línea de salida de ninguna carrera, así que ya empiezo a tener ganas.

Buenas noches!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *