Seguimos poniéndonos al día con las crónicas. Tras explicaros cómo fue mi experiencia en Balaguer, nos situamos ahora tres semanas después en verga dónde se disputaba el Sailfish Triatló Berga 2016.

Puesto que la prueba se disputaba el domingo por la mañana, nos dirigimos hacia allí el viernes. Sobre las dos del mediodía cogimos el coche y emprendimos el viaje, en el que íbamos a pasar previamente por Manresa, donde apenas unas semanas antes había adquirido mi MMR Blade. Necesitaba unos pequeños ajustes que rápidamente fueron solucionados. Una vez teníamos la bicicleta cargada de nuevo, seguimos hacia l’Espunyola, donde teníamos la casa en la que íbamos a pasar todo el fin de semana.

Este pueblo se situaba a apenas 15 minutos de Berga, lo que nos permitía estar tranquilos y cerca a la vez. A media tarde llegamos y nos encontramos con el dueño de la casa, éramos los primeros así que tocó esperar a Rubén, Arancha e Iker en primer lugar, y a David después. Tras habernos instalado, fuimos a comprar algunas cosas para poder cenar. Íbamos con el tiempo justo, y de hecho nos apagaron las luces del súper con nosotros dentro. Tras la compra y la cena, a descansar para el día siguiente.

 

Por la mañana, como todos los días previos a carrera, tocó hacer un pequeño entreno. Salimos a correr 30 minutos, en los que cubrimos apenas 5,2km. El ritmo fue bajo pero ideal para activar las piernas de cara a la carrera. Una vez duchados y listos nos dirigimos a Berga para recoger la bolsa del corredor y poder comprar la comida con más tranquilidad, encontramos a Judith, que se iba a medir al half de nuevo cosa que me alegraba mucho después de todos los problemas físicos que ha ido arrastrando. Hacia el mediodía volvimos a la casa, comimos y nos echamos una buena siesta. Todo descanso es poco. Por la tarde volvimos a Berga para preparar la T2 que se ubicaba en el Passeig de la Industria, justo donde se encontraba el arco de meta.Continúa leyendo

Llega con mucho tiempo de retraso pero finalmente he decidido ponerme al día con las crónicas de las últimas pruebas en las que he participado.

Una vez terminada la temporada y sin más carreras en el punto de mira, es buen momento para reflexionar sobre cómo ha ido el final de la temporada y analizar las cosas que salieron y las que no.

Antes de esto nos vamos a centrar en el X Triatló Internacional de Balaguer del día 27 de Agosto.

La prueba, como en la edición anterior, se llevó a cabo a finales de agosto, con unas temperaturas todavía muy altas y en condiciones bastante desfavorables para la práctica del triatlón. Además, este año la organización programó el inicio de la carrera para las 12h del mediodía, a diferencia del año pasado en el que dio comienzo a las 15h de la tarde.

El sábado por la mañana salimos de Reus dirigiéndonos a Balaguer bien temprano, donde nos encontraríamos con Rubén, Arancha e Iker que optaron por alojarse esa noche allí mismo.

Una vez todos juntos, fuimos a preparar el box de la t2 en el pabellón municipal de Balaguer, que sería el punto de encuentro del final de la prueba, albergando la t2, el paso de las vueltas del circuito a pié y el arco de meta.

Continúa leyendo