¡Volvemos a estar aquí! Nueva temporada, que ya desde la primera cita promete ser apasionante. Me supo mal no poder escribir esto la semana pasada, en la que tenía que haber estado en la línea de salida de la Marxa Dels Roures y que finalmente no pude realizar por culpa de un catarro tocajones muy molesto.Tras haberme recuperado bien y después de entrenar a conciencia durante toda la semana, se presentaba la primera gran cita de la temporada: La Mitja Marató de Tarragona. Para mí era algo diferente, ya que en las dos últimas ediciones había participado en la modalidad de 10k, siendo, junto a Salou, una de las carreras que más he disfrutado anteriormente y tenía ganas de debutar en la media distancia aquí con un buen sabor de boca.

Las ganas que tenía eran enormes y la motivación mayor aún. Tenía dudas sobre cómo iba a ir, ya que los últimos 21km que corrí fueron en marzo en la Mitja de Cambrils, y para entonces el crono fue mucho mejor que las sensaciones. Aún así, si le añadimos las ganas de estrenar EQUIPO USK TEAM (sí, con mayúsculas, de los que te contagian las ganas de competir, las ganas sufrir y las ganas de compartir, pero sobretodo las ganas de disfrutar, donde cada uno se siente especial. No un equipo de los que tiene cientos de miembros, pero sí un GRAN EQUIPO), las ansias por que llegara el domingo eran incalculables.

IMG_0499

El día transcurrió como un día normal de carrera. Me levanté a las 7 para desayunar con tiempo de digerirlo todo y salir sin la sensación de pesadez que en alguna ocasión he sufrido y que tan desagradable se hace. A las 9 en punto estaba ya con el coche aparcado y habíamos quedado el equipo para repartir las camisetas a los que todavía no la tenían y hacer la primera foto oficial. Allí conocí a Carles y Francesca, que casualmente también estuvieron en Balaguer pero debido al tiempo que tardé para terminar la prueba no pude llegar a conocer porque se habían tenido que ir (ya era tarde de verdad…).

Continúa leyendo