Una vez terminada esta primera semana sin rumbo puedo estar convencido de haber disfrutado de los entrenamientos como hacía tiempo que no lo hacía. Y es que con buena compañía siempre es mejor. Tras el principio de semana que os comenté en el anterior post, el viernes fuimos a nadar unos metros. Salieron cerca de 1300 metros, con unas series de 5 x 100 que salieron rondando los 1’50” (todo un reto para mi en la piscina), las piernas estaban todavía resentidas del entrenamiento del jueves, y fue muy buen para recuperar.

IMG_4524

Ayer sábado no podía tocar otra cosa que ruta en bicicleta. Salió una ruta preciosa, con subidas para fortalecer las piernas, bajadas para disfrutar y vistas increíbles. Aquí tenéis el track de la ruta de ayer, donde a pesar de todo el esfuerzo, lo más atractivo del recorrido fue la parada en Montral, donde nos pudimos deleitar con unas maravillosas magdalenas que tras unos cuantos quilómetros sabían a gloria.

Continúa leyendo

Una vez terminado el Triatló de Cambrils la cosa se calma y mucho, en el horizonte dejan de haber competiciones y la única que podría llegar a divisarse es el Half de Menorca en septiembre, así que ante la incertidumbre y sobretodo, para evitar empezar otra vez de cero ya pasado el verano, este año me he propuesto no bajar el ritmo o intentar minimizar las perdidas durante estos 2 o 3 meses.

IMG_4511Así que tras la competición del domingo pasado, esta semana toca descansar un poco y volver a coger ritmo.

Continúa leyendo

Una vez finalizado el Challenge Salou de hace un par de semanas me inscribí al III Triatló Cambrils que se llevó a cabo el pasado domingo día 14 de junio. Tenía muchas ganas de competir de nuevo en este evento. Fue el primer triatlón que realicé, y aunque el año pasado competí en sprint y este distancia olímpica, esta prueba ya tiene un significado mayor que algunas otras. Correr en “casa” siempre apetece, y si además me encuentro mejor físicamente que hace un año las cosas se ponen cuesta abajo. IMG_0603

El problema empezó el miércoles cuando empecé a arrastrar molestias en la pierna izquierda. Al principio pensé que me sería imposible competir, me dolía al subir escaleras y al soportar todo el peso. Sin embargo antes de hacer saltar las alarmas empecé a tomar antiinflamatorios i poner hielo y la verdad es que en 2 días mejoró mucho, me pude sentir mucho mejor y decidí enfrentarme a la prueba con todas las fuerzas, sin reservar nada y siendo consciente de que hasta dentro de unos meses no volveré a competir, con lo cual el único objetivo era disfrutar de cada momento en carrera.Continúa leyendo

Tras finalizar el Challenge Costa Daurada del día 31 (del cual podéis leer la crónica aquí), me decidí a inscribirme en el triatlón que lo fue todo para mi hace un año: El triatló de Cambrils. Dejando a un lado lo buena o mala que pudiera ser la organización, o lo bonito o feo que pudiera ser el circuito, esta prueba significó mi debut en el triatlón, y quería volver a disputarla de nuevo, esta vez en la modalidad olímpica, pero con absolutamente la misma esencia. Fue la misma tarde del Challenge de Salou cuando realicé la inscripción, y desde entonces el proceso ha sido de recuperación del desgaste del día 31 primordialmente.

cropped-IMG_05721.jpgContinúa leyendo

Y al final crucé la linea de meta. Y lo que costó…

Parecía que todo estaba hecho por la mañana antes de empezar, que los entrenamientos eran lo que de verdad contaba para terminar esa prueba o morir en el intento. Pero no era así, tras tanto tiempo entrenando todavía faltaba dejar constancia recorriendo esos 113 km y colgándome la medalla al final. Sé que ya os he hecho el spoiler de la historia, pero aún así os voy a contar cómo fue todo.IMG_4299

Se podría decir que la aventura empezó el sábado por la tarde. Salí de casa, con la bicicleta, las bolsas de transición, y todo lo que tenía que dejar en el box esa tarde. Mi hora para entrar era de 18 a 19 y con algo de tiempo me fui hacia Salou para llegar bien, aparcar y tomarme el tiempo necesario. Todo iba perfectamente hasta que, ya en Salou y buscando sitio para aparcar me vino a la cabeza el dorsal de la tija de la bicicleta. Efectivamente, no lo había puesto, y tampoco lo llevaba encima, así que no quedó otra que volver a casa a buscarlo y, de nuevo, salir hacia Salou. Terminé llegando a Salou cerca de las 19h, y gracias a que encontré sitio rápidamente me dio tiempo de entrar al check-in.

Continúa leyendo