Recuerdo cuando abrí éste blog (que lleva un tiempo abandonado y que intentaré volver a reactivar de nuevo), nunca había realizado ni una sola carrera. Ni running, ni nada por el estilo. Había leído un libro de alguien llamado Josef Ajram que hacía locuras por el mundo, algo llamado triatlón, deporte que aúna tres disciplinas (natación, bicicleta y correr), y me llamó la atención, justo después de esto y tras investigar un poco descubrí que en pocos días se celebraba una prueba en Salou, un triatlón y de los largos. 1900 metros a nado, 82 km en bicicleta y 21,1 km corriendo. 
Cualquier persona ajena a este mundo a quien se le plantee tal cosa diría que eso no es normal, o que tendría que estar loco para intentar-lo. Sin embargo algo en todo eso me llamaba la atención y, tras empezar poco a poco con carreras de 10 y 21 km, finalmente en junio de este año debuté en esto del triatlón. Fue una distancia Sprint (750 m a nado, 20km en bici y 5km corriendo), pero qué satisfecho me sentí al terminar. No me lo creía, había sido capaz de recorrido todos y cada uno de los metros y allí estaba, en la meta, ya era triatleta.

Después de eso, participé de nuevo en otro triatlón Sprint en el que me fue posible mejorar la anterior marca con tan sólo 1 semana de diferencia, así que lo contento que estaba ese día no se puede describir con palabras. Cada vez me notaba mejor, pero llegó el verano. Durante estos 3 meses no he podido entrenar ni la mitad de lo que me hubiera gustado y casi todo lo que había ganado hasta entonces casi se evaporó. Se marchó, y sin embargo quizás sea lo mejor que me ha pasado, y me explico…

Hace apenas 3 semanas me plantearon inscribirme en el Triatlón de Gavá que se realizó ayer día 28 de septiembre. Y no en distancia Sprint, si no en Olímpica. Eso significa el doble de distancia en cada disciplina (1500m nadando, 40km en bicicleta y 10km corriendo). Me pareció un poco una locura, por mi forma física y por el poco tiempo de preparación pero finalmente accedí. Y durante dos semanas preparé todo lo que pude la prueba.
El caso es que al final, y después de mucho sufrimiento, conseguí llegar al final. Conseguí una vez más algo que hace un tiempo pensaba que era imposible. Aun así, terminé hundido moralmente y con pocas ganas de volver a hacer algo en lo que tuviera que sufrir de esa manera. Pero mientras pasaban las horas post-triatlón empecé a asimilar todo lo que había pasado. Todos los handicaps que habían hecho acto de presencia ese día y los días anteriores. La poca preparación, la forma física, la lluvia, etc. Y cuanto más pensaba en todo eso más motivado me sentía, hasta que en una conversación con mi entrenador me soltó que si había sido capaz de terminar un olímpico sin haber entrenado en verano como hubiera sido necesario, lo del Challenge de Salou estaba ‘chupado’. ¿Qué queréis que os diga? En ese momento me sentí con más fuerza que al empezar el segmento de natación de por la mañana. No sé si esa frase fue sincera o no (estoy convencido de que así fue), pero de lo que estoy todavía más seguro es de que consiguió abrirme los ojos y algo en mi me dijo que no tenía ningún motivo para no estar orgulloso de el resultado, el tiempo daba igual, lo que importaba era que lo había conseguido, en poco tiempo de preparación, y sufriendo de lo lindo. ¿Por qué debía tenerle miedo a una prueba de mayor exigencia que se celebra dentro de casi 9 meses? ¿A caso no hay tiempo para prepararla? Ahora ya nada me para, así que para terminar de convencerme de mi decisión, acabo de realizar la inscripción para el CHALLENGE SALOU 2015! A lo loco! Qué ganas tengo de que llegue, y qué ganas tengo de empezar a entrenar con el objetivo en mente, de compartir entrenamientos con gente de la buena, de la que no se rinde y contagia el entusiasmo por todo esto.
Gracias a todos, absolutamente todos los que me han ayudado a llegar hasta aquí, a tomar esta decisión y a los que me vais a ayudar, el día 31 de Mayo de 2015 a cruzar la meta del Challenge de Salou. Serán 5, 6 o 7 horas, pero permaneced atentos que llegaré, y espero que me saquéis bien sonriente en la foto.